Make your own free website on Tripod.com

 

  Los cromosomas 1, 3, 16, 19 y 20 son típicamente metacéntricos; el cromosoma 2 está en el límite entre metacéntrico y submetacéntrico; los cromosomas B representan el tipo submetacéntrico grande. Los cromosomas de los grupos C y E ( a excepción del 16) son típicamente submetacéntricos medianos y pequeños respectivamente.  Los cromosomas D y G son acrocéntricos grandes y pequeños, y usualmente presentan satélites en los brazos cortos.  El cromosoma X es submetacéntrico y al Y se le considera acrocéntrico sin satélites.

Desde 1970 se han desarrollado nuevas técnicas que permiten identificar a cada par de cromosomas por su patrón característico de bandas transversales, que se ponen de manifiesto con métodos de tinción especiales.  Las técnicas de bandeamiento cromosómico consisten en exponer a los cromosomas a diferentes substancias y colorantes para desnaturalizar porciones de proteínas del esqueleto cromosómico (histonas y no histonas) o evidenciar secuencias de ADN con mayor o menor cantidad de enlaces bi o trivalentes entre las bases nitrogenadas constitutivas de ADN (guanina, citosina, adenina o timina).

MATERIALES

- fotografía de metafase humana.
- hojas de papel bond.
- goma, tijeras y graduador.

PROCEDIMIENTO

1. Estudie la metafase y cuente el número de cromosomas (divídalos por grupos).
2. Recorte cada uno de los cromosomas dejando un margen entre la figura y la línea de corte. 
3. En base a los patrones de bandeamiento característico, una los cromosomas homólogos.
4. Clasifíquelos por grupos de acuerdo a la posición del centrómero y al tamaño de cada uno de los pares y péguelos en una hoja de papel bond en la que previamente deberán estar trazadas líneas horizontales, sobre las cuales irá ubicado el centrómero de cada uno de los cromosomas.

RESULTADOS

CONCLUSIONES

 

REGRESAR

CONTINUAR