Make your own free website on Tripod.com

 

  ran muchos investigadores, más aún aquellos que están alejados de este "patrón geográfico ideal". Precisamente son estas propuestas las que relegan el trabajo científico de los países llamados "en vías de desarrollo".

DISCRIMINACION CIENTIFICA
Otro de los problemas que los investigadores enfrentan para la aceptación o no de sus trabajos en revistas de primera línea científica, es la procedencia de sus trabajos y el nombre de sus autores. Al respecto es frecuente oír en los foros científicos, las dificultades para publicar tal o cual trabajo porque según los editores y los referis, estos provienen de dudosos centros de investigación o los autores no son conocidos, excepto claro aquellos en que la autoría  esté compartida con "investigadores o centros de renombre" o avalados por ellos.
La discriminación de los artículos, autores y aun de las propias revistas del "Tercer Mundo" están ejemplificadas en declaraciones de uno de los directores de la celebre revista New England Journal of Medicine, quien afirma que "Los países pobres tienen más cosas por las que preocuparse que por hacer investigación de alta calidad. En ellos no existe la ciencia". Como el lector podrá apreciar esto es el colmo del etnocentrismo y de la discriminación, pero lastimosamente los peer review están muy metidos en esta visión.

LOS INTERESES DE LA CIENCIA
La presencia y voto que tienen los científicos del tercer mundo y de países menos desarrollados en ciencia es limitada en las publicaciones. Esto también se debe probablemente a que la propia ciencia obedece a intereses ajenos a su esencia: económicos, políticos, hegemónicos, poder, negocio, etc. Muchos de los problemas que los investigadores tienen para publicar sus trabajos no son de dominio público, pero un ejemplo nos clarifica plenamente. Un investigador X, trabajando en un país del tercer mundo, o un desarrollado pequeño, envía su trabajo a los editores de una revista, para esto el científico ha seleccionado cuidadosamente la revista a la cual enviará su trabajo, selección que la hace por la trayectoria de la revista y su temática, junto a la circulación mayor o menor. Una vez revisado por los referis, el artículo lo más probable es que sea devuelto de tres maneras: rechazado sin explicaciones, rechazado porque la línea de publicaciones de la revista no coincide, o rechazado por una implacable crítica e los "expertos". En el mejor de los casos, uno rehace el artículo lo envía a otra revista de menor circulación y se lo publica un año más tarde, pero en el peor de los casos o en el más trágico, los referis le piden al investigador infinitas pruebas de su trabajo, que entre evaluación y reevaluación ha pasado ya un año, en este paréntesis de espera, más de una vez ha ocurrido que el autor se encuentra con un trabajo similar publicado en la misma revista que lo rechazaron, pero realizado por un grupo de "renombre". Entonces las dudas surgen: quién evalúa la ciencia? Y cuán confiable es la revisión por pares de referis?   
Algo similar ocurre con los proyectos de investigación que uno presenta, al investigador le piden tanto detalle, que cuando se los rechaza queda la duda de si alguien lo hará con tecnología de punta en menor tiempo. Cosa parecida le ocurrió

 

REGRESAR

CONTINUAR