Make your own free website on Tripod.com

 

  unas diez variedades de expansiones.

Cada una de estas pruebas tiene sus ventajas y desventajas a la hora de la información requerida, así, de la 2 a la 5 son inespecíficas en la observación del cambio producido, mientras que la 1 y la 6 aunque tienen principios distintos, la una para proteínas y la otra para ADN, dan una información precisa del cambio producido. Estas pruebas son más o menos caras. En nuestro laboratorio estamos realizando PCR, RT-PCR, SSCP y la secuenciación. Nuestra finalidad, detectar mutaciones de oncogenes y genes oncosupresores y caracterizarlas.
Una vez evaluadas las muestras de ADN que tienen algún punto de mutación, puede emplearse otras técnicas moleculares de evaluación. Las técnicas de FISH (Hibridación in situ fluorescente), la prueba cometa para detectar mutaciones, el Southern Blot, la PCR con digestión enzimática de zonas conocidas de restricción, la hibridación del ADN con oligonucleótidos de alelos específicos (ASO), la PCR usando cebadores de alelos específicos, el ligamiento de oligonucleótidos (OLA) y la PCR anidada para sitios específicos de reestructuraciones.
Actualmente en nuestro laboratorio realizamos una serie de pruebas moleculares con la finalidad de detectar alteraciones en genes, así: partimos de la extracción de ADN y ARN en las muestras, hemos logrado modificar las técnicas para abaratar costos sin detrimento de la pureza de los ácidos nucleicos. Trabajamos con PCR, TR-PCR, SSCP. Los genes que analizamos son: un gen oncosupresor, el NF2; un gen reparador MSH2, el gen de la Fibrosis Quística en su mutación
DF508, el gen de la Distrofia muscular de Duchenne, el gen de leucemias bcr-abl producto de la translocación 9;22 que da como resultado el cromosoma Filadelfia.
Nuestra experiencia muestra la necesidad de implementar técnicas no radioactivas para Southern Blot, y la imperiosa demanda de hacer secuenciación de genes. Al respecto estamos dando los pasos adecuados para conseguirlo. A la luz de este Seminario pensamos que estas pruebas las hemos inaugurado en el país; sus resultados y difusión son prometedores en la utilización de las mismas, para evaluar individuos afectos de enfermedades, valorar su evolución clínica, mejorar el diagnóstico, hacer controles biomoleculares de tratamientos clínicos y en un futuro, de acuerdo al desarrollo de estas tecnologías en el país, servirán para realizar el sueño de los genetistas: la terapia génica, esta permitirá insertar genes buenos, reemplazar los malos, construir cromosomas artificiales, bloquear intermediarios genéticos, estimular genes supresores, potenciar la apoptosis celular para combatir enfermedades y en definitiva conseguir aliviar las enfermedades.

REGRESAR

CONTINUAR